jueves, 14 de abril de 2016

09/04/2016 RESERVA NATURAL DE GIBRALTAR



De la mano de nuestros nuevos socios Antonio Estevez y Consolacion Mateos realizamos una ruta en principio mas exigente de lo que parecía, y por otro lado un tanto pintoresca. Por su situación practicamente estamos en el extranjero, casi sin salir de casa, y lo particular del terreno hacen de esta una ruta bastante interesante, todos conocemos la faceta turística de Gibraltar, muchas tiendas buenos precios, el tabaco, el alcohol, el chocolate, en fin todo lo que ya conocemos sin mencionar los conflictos que a veces se producen, casi siempre por motivos políticos y que terminan formando un follón de padre y muy señor mio en los accesos y salida de la Colonia, Inglesa mal que nos pese a algunos.
Pero a medida que vamos adentrandonos por esa calle comercial a primera hora de la mañana, con las tiendas todavía cerradas, vamos viendo mas la Colonia en si misma que la ciudad turística. A esto que llegamos al Jardín Botánico, tras el y comenzando ya una suave pendiente vamos adentradonos en esta peculiar reserva natural. Tras pasar por un control de vigilancia, eso si ,bajo pago de la cantidad de un euro además en moneda de 1 euro, no valen dos de 50cm ????? en fin le pido aun compañero que me deje un euro y seguimos adelante, a partir de aquí, lo inesperado, pura naturaleza, a través de un estrecho y sinuoso sendero que nos va adentrando en la " cara oculta del peñon" la que no vemos desde fuera donde reinan las gaviotas y el viento, donde Hércules puso uno de sus pies separándonos del continente vecino, donde el bravío Atlantico amansa sus aguas en el Mediterraneo. 
Poco a poco el tema se complica, los escalones son cada vez mas altos y vamos ganado altura con algunos tramos de mucha pendiente hasta lograr la cota máxima de 426 metros que tiene el peñón.
A partir de aquí comenzamos el descenso por un tramo estrecho de carretera hasta llegar a la parada del famoso Teleferico de Gibraltar, muy practico si quieres subir rápido pero que por el precio, 15 pavos solo la bajada, te dan ganas de subir andando. Aquí disfrutamos de magnificas vistas de la playa de los Catalanes, así como de toda la linea de costa de la Linea de la Concepción hasta fundirse con la costa y sierras Malagueñas.
Aquí cuando la batalla parecía ganada, comienza otra aventura, bajar por unas grandes pendientes escalonadas, flanqueados por ejercitos de Monos de Berberia dispuestos a arrebatarte cualquier cosa que lleves encima sea o no comestible.
Finalizamos este singular recorrido llegando nuevamente a la ciudad, a estas horas ya convertida en bullicioso centro comercial, donde en un rinconcito a la sombra dimos buena cuenta del bocadillo que logramos salvar del ataque de los macacos.
Luego una vueltecita por las tiendas, algo de chocolate para las niñas y un par de paquetes de tabaco para la señora. Yo personalmente  me llevo la gran satisfacción de haber pasado un día estupendo, con amigos y en un entorno natural excepcional que no porque sea de otros, debemos sentir menos nuestro. Miguel Sanchez

Fotos del dia AQUI
Fotos de Rosa AQUI
Fotos de Antonio AQUI
La ruta en el blog de Carlos y Petra AQUI 

No hay comentarios: