5 de agosto

5 de agosto
Pincha en la imagen para inscribirte

lunes, 10 de diciembre de 2012

09/12 GARGANTA DE LA PULGA


DISTANCIA: 13,5 Km. Circular                 Tiempo: 5 horas y media
Buscar calificativos para la ruta que hemos realizado hoy me resulta de lo más difícil, pero bajo mi punto de vista puedo decir que es de las mejores que se pueden realizar dentro del Parque de los Alcornocales.
Hemos sido 25 componentes los que nos hemos trasladado hasta el término municipal de Cortes de la Frontera concretamente hacia la carretera A-373, Km 95.
Por una pista forestal que no se encuentra señalizada damos comienzo a nuestra ruta, desde el primer instante lindísimos ejemplares de Alcornoques no acompañan hasta llegar a un cruce donde nos desviamos por la derecha haciendo aparición los primeros ejemplares de Quejigos, que con curiosas formas alojan en su vaso y entre sus ramas Carraguala y Pulipuli.
Giramos hacia la izquierda descendiendo suavemente y disfrutando del genial espectáculo que nos ofrece este entorno, llegamos a una formación de arenisca típica del parque y hacemos una parada de reagrupamiento, caminando algunas veces entre algunos claros, otras entre denso matorral pasamos hacia una pista probablemente utilizada para sacar el corcho.
Tras un Quejigo por donde penetran los rayos de sol paramos a desayunar y tras reanudar la marcha tendremos que saltar pequeños arroyos que invaden el camino tras las últimas lluvias, llegamos a una pista más ancha y tras andar por ella unos cien metros nos adentramos por una senda que nos conduce a uno de esos lugares mágicos, la laguna de Greera, rodeada de madroños hace las delicias de todos los compañeros, la lámina de agua hace de espejo con un tono verde precioso.
Salimos de este entrañable lugar para acceder a la carretera de El Colmenar donde una colonia de buitres apostados nos permite fotografiarlos “como si nos conocieran de toda la vida”, llegamos al arroyo de la Pulga nos hacemos foto de grupo sobre el puente que lo cruza, y nos adentramos después de desandar unos metros por una senda hacia la derecha.
Charcas, pequeñas lagunas, arroyos, todo invadido por el agua, hacen un caminar ameno siempre rodeados de una densa vegetación, no permitiendo en muchos momentos divisar el azul del cielo, pasamos unas edificaciones y el amigo Fermín aprovecha para ilustrarnos sobre las Agallas de los Quejigos: Las agallas, son una especie de inflamaciones provocados por la picadura de insectos…
Tras pasar por otra edificación ascendemos por una pendiente hasta que llegamos de nuevo a la pista forestal y que tras un breve repecho llegamos al punto en que hace cinco horas y media, dimos inicio, habiendo disfrutado de uno de los mejores bosques con los que se pueden soñar. 

Crónica: Carlos Bellido


Fotos del dia AQUI
Fotos de Fermin AQUI

Video del dia:

No hay comentarios: