5 de agosto

5 de agosto
Pincha en la imagen para inscribirte

martes, 26 de noviembre de 2013

23 Y 24 Nov. SENDERO Y VIVAC LADERA DEL ALISCAR



DISTANCIA: 19,8 Km. Lineal y Circular  Tiempo: 26 horas y media
Antes de nada, advertir que para la realización de esta actividad es necesario obtener permiso del P.N. Los Alcornocales. Así que una vez conseguido, cuatro miembros de nuestro Club Al-Sendero, este fin de semana hemos realizado una de las rutas más sorprendentes de las muchas que se pueden efectuar en el P.N. de los Alcornocales y además hemos vivaqueado en una zona de una gran belleza. Una experiencia mucho más cercana y enriquecedora de lo que muchos ni siquiera se pueden  imaginar.
Nos hemos trasladado a la localidad de Alcalá de los Gazules por la A-381 y en la salida 54 accedimos a la vía de servicio, giramos a la derecha y después de unos 3,5 Km., nos encontramos en la entrada del carril ciclo turista Peguera-Picacho. Plantas trepadoras de hiedras y parras recubren los troncos de muchos árboles, la humedad, el agua del arroyo y la inmensa sombra permiten que Alisos e incluso Quejigos den a la ruta un sorprendente aspecto. La pista en suave pendiente nos conduce hasta el Puerto del Membrillo, después de pasar por las viviendas del Puerto de la Suela. Hoy también tenemos que transportar todo lo necesario para nuestra acampada nocturna, así que lo mejor es parar más a menudo y disfrutar de tan bellos paisajes.
Giramos a la izquierda y a partir de este momento caminamos por una estrecha senda, permitiéndonos adentrarnos de nuevo por un bosque de Alcornoques salpicado de bellos Quejigos. Saltamos una angarilla y llegamos a la zona donde vamos a realizar nuestro vivac, cosa que tenemos que hacer pronto, pues empieza a llover y presagiamos que vamos a tener una tarde “metidita en agua”. Una vez establecidos nos pegamos una caminata de dos horas para reconocer mejor una parte de la que nos habían hablado. Ante tan bellos enclaves no hay ninguna sensación parecida. Sensaciones que alguna vez hay que experimentar ya que merece la pena. Abrigados bajo nuestro vivac continuamos la tarde, entre risas y algún que otro juego, pronto la cena con un caldo caliente y algún que otro embutido. Tan solo se escucha algún crujir de ramas en la lejanía y algún mochuelo que nos acompaña durante horas, a las 23,00 h. ha dejado de llover pero aprieta el frío, la última vez que miro el termómetro tiene 7º, instantáneamente nos metemos en nuestro saco y hasta el amanecer.
Son las seis de la mañana y salgo, hace un frio que cala hasta los huesos el termómetro no llega a 2º. A las ocho nos tomamos nuestro cafelito y empezamos a recoger. Proseguimos nuestro camino, bellos paisajes nos van sorprendiendo a cada paso, frente a nosotros el Cancho de la Alcoba, paramos a reponer agua en la fuente Albina de la Oliva y continuamos por la pista, llegamos a una encrucijada de caminos, el nuestro el de retorno nos situa en las laderas del cerro La Cantarera, que nos acompaña hasta cruzar algún arroyo.
Creo que jamás estos Quejigos y Alcornoques habían recibido tantas galanterías por parte de senderista alguno. Pronto de nuevo en el Puerto del Membrillo ensimismados de tanta belleza, continuamos por la suave pendiente hasta la salida del carril donde habíamos dejado aparcado nuestro coche ayer mismo. Una experiencia que con frio, lluvia y cansancio ha merecido tanto la pena que estamos dispuestos a repetirla en cuanto podamos.

La experiencia en el blog de Carlos y Petra AQUI

No hay comentarios: