martes, 4 de marzo de 2014

02/03/14 GARGANTA VERDE




DISTANCIA: 7 Km. Ida y vuelta              Tiempo: 4 horas y media

Diecinueve compañeros nos damos cita para la realización de uno de los senderos más impactantes del Parque Natural Sierra de Grazalema, La Garganta Verde, está situado a unos 5 km de la localidad de Zahara de la Sierra, en la CA-531.

A las 9.30 horas comenzamos a caminar la mañana se presenta de agua y frío, las vistas son completamente distintas a las de un día soleado, tan solo en algún momento podemos admirar alguna cumbre, en los primeros tramos la vereda es fácil y cómoda que transcurre por suaves pendientes.

Entre retamas, lentiscos, aulagas, matagallos y jaras, el sendero discurre paralelo al río, cuyo cauce no vemos, ya que queda muchos metros por debajo, unos 400 metros de desnivel aproximadamente, a nuestra izquierda. Encontramos una señal donde nos indica que hay un mirador con vistas panorámicas, imposible las nubes cubren todo el entorno, aunque también tiene una indiscutible belleza. Nos hacemos la foto de grupo y continuamos, para enseguida comenzar la bajada más pronunciada. Aquí la vegetación comienza a cambiar con respecto al tramo anterior y a orillas del camino se instala un tupido matorral, allí donde el suelo lo permite. Llegamos a un mirador con barandilla, a partir de este lugar el sendero se estrecha e inicia su descenso en zigzag por la ladera con rápidas y empinadas pendientes. La verdad que hay que pararse continuamente para admirar nuestro entorno, que es verdaderamente impresionante.

Las altas y verticales paredes que conforman este cañón llegan a alcanzar los 400 metros de altura y separadas en algunos lugares por tan sólo unos 10 m. Observando el entorno, comprendemos el porqué del nombre de Garganta Verde, sin duda, a la coloración que la vegetación siempre verde de las laderas. A unos 200 mts. hallamos en la pared izquierda del cañón, la sorprendente gruta conocida como cueva de la Ermita.

El suelo cubierto de arena fina, el agua cae gota a gota por desde el techo. Increíble, majestuoso, infinidad de adjetivos de todos los compañeros que contemplamos “boquiabiertos” este esplendoroso lugar. Es la hora adecuada para reponer fuerzas, pero inesperadamente el cauce seco del arroyo comienza a subir de nivel rápidamente con un ruido ensordecedor, así que decidimos recoger y emprender el camino de regreso lo más rápidamente posible, con la cordialidad de siempre unos compañeros ayudados por otros, conseguimos sortear todas las dificultades y comenzamos la subida tranquilos comentando entre todos la experiencia vivida. Terminada nuestra ruta decidimos trasladarnos a Zahara y recorrer sus empinadas calles, visitar sus plazas y bellísimo castillo. Crónica Carlos Bellido

Fotos del dia AQUI
Fotos de Fermin AQUI

video de la ruta
 

2 comentarios:

cristobal dijo...

Desde Benalmadena felicidades por la ruta y las fotos tambomitas.

Azucena Contreras dijo...

qué vértigo! pero pasada de entorno!!!
unas fotos muy chulass