5 de agosto

5 de agosto
Pincha en la imagen para inscribirte

domingo, 16 de octubre de 2016

16/10/2016 PUNTA DEL BOQUERON




Hoy, nuestro grupo estará “capitaneado” por nuestros compañeros Fran Aragón y Antonio Ladrón de Guevara.


      Empezamos nuestra ruta en el aparcamiento que está en la carretera que va  a la playa de Camposoto, justo en frente de una zona militar. De este mismo aparcamiento parten otros dos senderos: “Sendero del Río Arillo” y “sendero Salina Tres Amigos”.


      Continuamos por la carretera hasta llegar a la playa de Camposoto, y seguimos avanzando por el camino paralelo a la playa hasta llegar al final, que es de donde parte el sendero “Punta del Boquerón”, propiamente dicho.


       Al comienzo del sendero hay paneles explicativos; y ahí mismo comienza una pasarela de madera que nos facilita la ruta. Nuestros pasos discurren por las dunas paralelas a la línea de playa.


       Una vez adentrados en el sendero, podemos observar, a nuestra izquierda las marismas, formadas a lo largo de muchos años por el oleaje y los sedimentos arenosos, que hoy se nos muestran enfangadas debido a la marea baja. Observamos que la vegetación es la propia de las zonas de marismas. Tenemos suerte de que haya una gran bajamar (durante la madrugada ha habido una gran “súper Luna”) y podemos ver algunos “cangrejos violionistas” o comúnmente llamados “bocas de la Isla”. La retama blanca y otros arbustos nos acompañan lo largo de todo el sendero (plantas, que además sirven para frenar el movimiento de las dunas).

A mitad del sendero llegamos a un mirador con paneles informativos. Desde allí observamos la playa y el “Castillo de Sancti Petri” al fondo y en medio del mar. El día está muy claro y la visibilidad es muy buena.


Después de descansar unos minutos en el mirador, y hacer las correspondientes fotos de grupo, seguimos avanzando por el camino de las dunas hasta llegar a la “Batería de Urrutia”, después de haber observado algunos restos de antiguas baterías ya desaparecidas.

En la “Batería de Urrutia” podemos observar muros, pilares y restos, bastante bien conservados,  de edificaciones interiores. Atravesamos la Batería y salimos al “Caño Sancti Petri”. La marea está bajísima, lo que nos permite  observar multitud de “cangrejos violinistas” de todos los tamaños.


Mientras algunos de nuestro grupo descansan y toman el desayuno, otros hacen fotos y pasean por toda la orilla del caño, observando embarcaciones y Chiclana al otro lado de la orilla. Un gran espectáculo visual.


De nuevo nos ponemos en marcha. Al poco, nos encontramos los restos de una antigua embarcación semienterrada en la orilla. Seguimos avanzando hasta el extremo del cabo y lo bordeamos dando la vuelta. 


El “Castillo Sancti Petri” se divisa claramente. Aprovechamos, de nuevo, para hacer muchas fotos. La temperatura es perfecta para un día playero, hay algunas personas tomando el sol, bañándose y pescando.

El castillo es de época fenicia y fue un santuario. Sobre él, los romanos levantaron un templo dedicado al dios Hércules. Desapareció en época visigoda y fue arrasado y destruido en su totalidad en la época de ocupación musulmana. En el siglo XVII se volvió a edificar con idea de ser un lugar de vigilancia y defensa de naves piratas. En el siglo XVIII se amuralló para defenderse de los desembarcos de tropas enemigas. Recientemente ha sido reconstruido con motivo del segundo centenario de las Cortes de Cádiz.


La vuelta la realizamos por la playa, paseando por la orilla con comodidad, aprovechando aún la bajamar.


Al seguir avanzando llegamos a uno de los bunkers que datan de la época de la guerra civil española. Continuamos nuestra marcha y, de nuevo nos encontramos con el segundo bunker.

Seguimos nuestra ruta por la orilla hasta llegar al punto de donde por la mañana habíamos comenzado el sendero. ( Al final de la carretera de Camposoto).


Nos hacemos nuevamente fotos de grupo sobre un puente de madera, por debajo del cual discurre un canal con peces.


Una vez fuera de la playa, enfilamos la carretera hasta llegar al aparcamiento de donde partimos por la mañana (frente al destacamento militar y de donde parten los senderos “Río Arillo y Salinas Tres Amigos”).


Después de una mañana espléndida, y bastante calurosa, decidimos irnos a tapear (cervezas y un rico “pescaito frito de la Isla”). El día había concluido sin incidencias y con gran alegría y entusiasmo de todos. 

Cronica: MariCarmen Galindo

Fotos de Rosa AQUI
Fotos de MariCarmen Galindo AQUI

No hay comentarios: